Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

OPINIÓN

Marzo 2014

 
¡Tengo trabajo indefinido!
 
Enhorabuena, me dicen. ¿De veras debo de sentirme afortunada? Soy terapeuta ocupacional, y trabajo en una residencia de mayores en la provincia de Cádiz, a 300 Km de mi casa. Tanto yo como la mayoría de mis compañeros de trabajo (auxiliares, enfermería, fisioterapeuta, mantenimiento...) tenemos una cláusula maravillosa que nos permite vivir en una continua incertidumbre y sensación de inseguridad.
 
Por cada residente que abandona la residencia o fallece, nos reducen nuestra jornada laboral y por consecuente, nuestro salario. Si ya es mala noticia, enterarte al llegar a trabajar que uno de nuestros mayores ha fallecido, doble mala noticia es saber que te reducen la jornada es casi 1,5h a la semana.
Nosotros, los terapeutas ocupacionales, tenemos una ratio de 1/100 en las residencias de mayores concertadas. Quiere decir que hay un terapeuta a jornada completa por cada 100 residentes, con sus correspondientes particularidades. ¿De verdad creen que cuando hay 99 residentes, ya nos sobra tiempo? ¿Y que cuando un residente fallece, el personal de mantenimiento tendrá menos trabajo que hacer en un edificio de 3 plantas? Pues se ve que nuestros directivos piensan de esta forma.
 
Pero lo más llamativo de esta cuestión, es que estas plazas concertadas que ocupan las personas mayores, estaban siendo pagadas por la Junta de Andalucía desde el primer día que abrió el centro. Así se realizaba por ley en todos los centros concertados de nuestra comunidad autónoma. La Junta pagaba dichas plazas estuvieran ocupadas o libres (en torno a 800 euros por mes y residente). Entonces, ¿por qué nos reducían la nómina si la empresa seguía recibiendo el dinero? Que cada uno saque sus propias conclusiones. No obstante, desde el pasado 6 de Marzo de 2014 la situación ha empeorado más aún. Ahora la Junta no asegura cubrir las plazas concertadas y además, sólo pagará el primer mes por plaza vacía. Después, vía abierta a la privatización.
 
Por supuesto, como la mayoría de la población sabe, la “Ley de la Dependencia” está congelada en relación a la concertación de plazas en residencias de personas mayores. Desde Julio del año 2012 no se ofrecen plazas. Por ley de vida, el número de residentes dentro de los centros está disminuyendo y al no ser reemplazado por nuevas plazas, el personal especializado que trabaja en las residencias de mayores está descendiendo drásticamente.
 
Y aquí me encuentro: con un trabajo fijo, sin saber las horas que trabajaré cada semana y sin saber lo que cobraré. Pero tranquilos; siempre puedo dejar el trabajo y buscar algo mejor, sin poder optar a la prestación por desempleo, ya que dejo el trabajo voluntariamente. Desgraciadamente esta no es MI situación. Esta es la situación de MILES de personas. ¿Enhorabuena? Mejor le doy mi total “enhorabuena” a la Reforma Laboral, gran precursora de la “flexinseguridad”.

Ana Bravo Quirós
Terapeuta Ocupacional
anabravoquiros@gmail.com



 












 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS