Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS

V Congreso Virtual de Psiquiatria.com

BUSCANDO BRECHAS Y POSIBILITANDO LÍMITES

Autora: María Susana Garcerón de Gómez
Institución: Juzgado de Menores de la
Cuidad de La Rioja- Argentina
E Mail: msgarceron@yahoo.com.ar 
La Rioja (5300) Argentina.

PALABRAS CLAVE
- Justicia de Menores- Terapia Ocupacional (TO) - Ley - Lo interdiscursivo - Adolescentes en conflicto con la ley-

Key words: Minority Justice - Occupational Therapy - Law - Interdisciplinary - Adolescents in conflicts with the law

RESUMEN

Esta presentación corresponde a una intervención de Terapia Ocupacional en el área social, en la que desde hace un tiempo nuestra práctica profesional va dejando marcas cada vez más evidentes. De todas maneras esta invitación, que llega desde el campo de la salud mental, me permite presentar algo de lo que voy haciendo como terapeuta ocupacional en la Justicia de Menores de la Ciudad de La Rioja- Argentina.

En la primera parte señalo algunas diferencias básicas entre el discurso jurídico y el nuestro; continúo presentando sintéticamente la estructura institucional y las funciones generales asignadas a los profesionales del Cuerpo Asesor Técnico (CAT) del Juzgado de Menores de La Rioja- Argentina. En esa contextualización, ubico a la Terapia Ocupacional (TO) puntualizando algunos de los supuestos que sustentan y organizan las acciones, para luego referirme a la Terapia Ocupacional particular que vamos haciendo y rehaciendo diariamente, desde mi historia y en este contexto, desde un saber que me viene dado y con los aportes diarios de los adolescentes. Y por último cierro señalando algunas observaciones y limitaciones.

LOOKING FOR BREACHES AND ALLOWING LIMITS.

Summary
This presentation belongs to an occupational therapy supervision in the social area, where, since long ago our professional practice is leaving each time clearer clues. Anyway this invitation, coming form the mental health department, allows me to present part of what I'm doing as an occupational therapist in the Minority Justice in la Rioja City- Argentina.
Firstly: I'm showing some basic differences between the juridical speech and ours.
Secondly: I want to introduce, briefly, the institutional structure and the general duties assigned to the professionals of the technical adviser department, in the Minority Court in La Rioja City- Argentina.
In this context I locate the occupational therapy as an indicator of hypothesis that supports and organises the action, then I can refer to the particular occupational therapy, which we do and re do daily from my history and in this context with the acquired knowledge and with the adolescent contribution as well.
To sum up I want to allude to some observation and limitations.



AGRADECIMIENTOS

A los adolescentes que debieron acompañarme en la construcción de esta TO.
A los alumnos de la Carrera de TO que desinteresadamente se comprometen en la búsqueda de espacios sociales para esta población del Juzgado.
A María Heloisa Da Rocha Medeiros, a Liliana Paganizzi y a María Rita Martinez Antón que como siempre, estuvieron dispuestas a colaborar y en este caso realizaron importantes aportes en el ordenamiento de un camino posible.
A todos los que se atreven a escribir y con ello crean condiciones para pensar diferente, para jugar y para aprender a vivir en los bordes.

 

DESDE EL JUZGADO DE MENORES DE LA RIOJA. TERAPIA OCUPACIONAL CON ADOLESCENTES EN CONFLICTO CON LA LEY.

"BUSCANDO BRECHAS y POSIBILITANDO LÍMITES "


La señora Juez de Menores suele afirmar: "no sé qué hace la Terapia Ocupacional en el Juzgado;, no sé para qué sirve; creo que sirve, pero no sé bien para qué".

Paradójico. Fue ella, desde su rol de autoridad, quien me designó cumplir funciones como Miembro del Cuerpo Asesor Técnico, dado que desde el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia en aquel momento, se me asigna a este Juzgado de Menores para desempeñar tareas administrativas.

I  INTRODUCCIÓN

Según mis conocimientos ésta es la primera experiencia de Terapia Ocupacional que existe desde este ámbito en la Justicia en nuestro país. Anteriormente una colega, Milagros Demiryi (1) realizó un trabajo interesante que trata de una evaluación necesaria para la Defensa. También la Lic. Liliana Paganizzi se desempeña como terapeuta ocupacional ( de ahora en más t.o.) en la Curaduría de La Plata, la cual depende de la Justicia pero su función es asistencial. En tanto mi desempeño es como Miembro del Cuerpo Asesor Técnico ( de ahora en más miembro del CAT) del Juzgado de Menores de La Rioja, y refiere al asesoramiento a Tribunales Especial de Menores, no a la Defensa ni a la Fiscalía.

En un principio se me asignó la intervención en problemáticas de niños de diferentes edades, pero luego mi ámbito fue definiéndose a partir de las derivaciones de la Juez, en el trabajo con adolescentes en conflicto con la ley; concepto que luego definiré.

En esta exposición primero quiero señalar algunas diferencias básicas entre el discurso jurídico y el nuestro; continuar presentando sintéticamente la estructura institucional y las funciones generales asignadas a los profesionales del CAT. En esa contextualización ubicaré a la TO puntualizando los supuestos que sustentan y organizan las acciones, para luego referirme a la TO particular que vamos haciendo y rehaciendo diariamente desde mi historia en este contexto, desde un saber que me viene dado y con los aportes de los adolescentes. Y por último cerraré señalando algunas observaciones y limitaciones.

II ASPECTOS DIFERENCIANTES DEL DISCURSO JURÍDICO Y EL NUESTRO


1- La justicia es una institución a la que supuestamente la sociedad le asigna la función de aplicar la ley a los ciudadanos.

2- La justicia evalúa e interviene sobre los hechos producidos por las personas, y los considera adecuados o no a las normas sociales establecidas; de ese modo "administra Justicia".

3- Así, el sujeto es categorizado a través de los hechos.

4- Estos hechos son producto de sus actos.

5- Sus actos son efecto de la articulación que el sujeto hace de sus posibilidades/ imposibilidades subjetivas y las posibilidades/ imposibilidades externas.


DE NUESTRA PARTE CONSIDERAMOS QUE:


A) el sujeto en tanto sujeto social es efecto de un atravesamiento singular del dispositivo social y se expresa en el contexto inmediato, a través de su hacer cotidiano.

B) El sujeto, sujetado socialmente, el entorno más cercano, lo socio económico y cultural actual, crean condiciones de posibilidad para unos modos de hacer de la persona.

C) Ese hacer cotidiano, ACTIVIDAD para los t.o., o si se quiere esa OCUPACIÓN, ese ocuparse en ser soporte de cultura, es una articulación singular de aquello aprehendido ( o no aprendido) de la propuesta social, que le fuera ofrecido históricamente a través de su mundo circundante, y que hace que su deseo siempre esté mediatizado por algo, (objetos ofrecidos por la realidad social).

D) La sociedad categoriza a sus miembros, los agrupa a partir de las conductas, desde lo que ellos producen, (no sólo en términos de productividad económica sino en tanto hecho que interviene en algún punto de lo social), no por lo que piensan. El pensamiento será significado a través de alguna producción (dichos, acciones, objetos materiales, etc.).

E) La Justicia analiza, sanciona, interviene sobre los hechos consumados, no sobre los aspectos subjetivos que los hicieron posible. Como tampoco interviene sobre los aspectos objetivos que favorecen la construcción de este tipo de subjetividad.

F) Mientras tanto los sujetos van siendo en la medida que van haciendo. Cuando su hacer no está pensado, reflexionado, la escena permanece muda, no hay posibilidad de un cambio de posicionamiento en el sujeto. Solo reproduce y entonces se reproduce.


EL ÁMBITO DEL DERECHO DE MENORES


La Asociación de Magistrados y Funcionarios en el encuentro de Vaquerías en 1989, sostuvo que " si bien no posee entidad para considerarlo una rama autónoma, aparecen elementos sólidos que permiten pensar al derecho de menores, como derecho especializado en su aplicación. Posee principios propios: a) calidad del sujeto, singular e irrepetible, en formación, ligado a pautas reveladas por la Psicología evolutiva y demás ciencias humanas, con carencias básicas a satisfacer; b)sentido profesional y formativo, en forma integral para quien no pueda alcanzar los niveles mínimos de autonomía, y c) con características de derecho público. Tiene así mismo un método propio: al aparecer la necesidad como motor de la conducta, se requiere un conjunto de medios y procedimientos especiales para asistir al menor. Adquiere singular importancia el nivel instrumental aplicado por parte de los llamados a proveer dicha protección: justicia y organismos ejecutivos".
Es decir se abre un espacio posibilitador, diferenciado, ahora atendiendo también a la Convención de los Derechos del Niño y por lo tanto a la necesidad de espacios interdiscursivos.

III EL JUZGADO DE MENORES EN LA CIUDAD DE LA RIOJA


Esta constituido por un Tribunal Unipersonal: Una Juez- tres Secretarías: una Penal, una Asistencial y otra Civil, y un Cuerpo de Asesoramiento Técnico, éste último conformado por: Lic. en Trabajo Social, Médica Pediatra, Lic. en Psicología, Lic. en Terapia Ocupacional Lic. en Psicopedagogía.

La función de este Cuerpo Técnico esta asignada por el art. 18 del Capítulo II de la Ley del Poder Legislativo Provincial Nº 5474/92 de Creación de este Juzgado de Menores, que dice:


" 1) prestar colaboración técnica y de asesoramiento cuantas veces sea requerida por los tribunales de Menores aconsejando o sugiriendo la orientación práctica, o promoviendo la solución de casos dudosos o conflictivos de menores dentro de sus respectivas familias o medio en el que viven.

2) Ejecutar un diagnóstico del menor y su entorno, señalando en cada caso las posibilidades, métodos para lograr el pleno desarrollo del menor, y en su caso la adaptación o reeducación, sugiriendo también cursos de acción".-

Concretamente prevé para nuestra intervención: 1) el diagnóstico a fin de que luego el Juez ordene lo más conveniente, 2) En caso que este Juez lo considere necesario, el seguimiento a fin de constatar el cumplimiento o no de lo ordenado judicialmente y la evolución.

Si bien esto es lo formal, quienes trabajan en este Juzgado, saben de la realidad y sus necesidades. Saben dónde se ubican las mayores falencias y que si no se interviene desde allí mismo, nada cambia; y si se interviene.........tal vez en algunos casos, algo cambie. De allí que estos seguimientos suelen ser casi tratamientos, no sé si terapéuticos, pero sí realmente importantes espacios para la reflexión.

IV ESTA TERAPIA OCUPACIONAL


IV.1. LOS SUPUESTOS QUE ORGANIZAN SUS ACCIONES

Desde este espacio me permito sostener que no es posible hablar de la TO en general, sino de una TO particular; de aquella que vamos construyendo los to que nos insertamos en instituciones que refieren a lo social, que trabajan con una población desatendida, negada, o mirada para ser posicionada como chivo expiatorio; que tiene existencia como tal en la medida que "molesta al resto"; de esa TO que para ser, necesita contactarse y articularse con otros múltiples discursos.

Pertenezco a ese grupo de Lic. t.o. al que le es imposible pensar al sujeto como un individuo analizable en partes o subsistemas; que no puede sostener la noción de sujeto que hace sólo desde el centramiento en la voluntad- conciencia; como tampoco desde la dimensión de Sujeto inconsciente más allá de los contextos en los que interviene.

Trabajamos con un individuo particular y único que tenemos frente a nosotros aquí y ahora, que desde nosotros mismos reconocemos en él un sufrimiento, por lo que nos proponemos acompañarlo en la búsqueda de alivio. También necesitamos mirar, reflexionar y hacer aportes, para poner en cuestión las condiciones sociales que hacen posible este tipo de subjetividades.

En el cruce diario de ese adolescente con lo social, es donde ubicamos nuestras acciones.

El valor de la Terapia radica, en que le ofrece al sujeto algunas posibilidades para conocer - se en y por la acción, ubicándose el to como un instrumento terapéutico más. Y concebimos que: "ese conocimiento sólo es posible si el hombre se inserta y no es insertado, si elige y no es limitado, más es libre en la medida en que acepta la limitación como acuerdo del pacto social. El conocimiento es posible donde el hombre puede reflexionar y no solo producir"(3).

El marco de trabajo de TO en este Juzgado estaría dado por la Institución y los discursos en los que ésta se sustenta; las condiciones sociohistóricas actuales, y el espacio existente en cada adolescente; sus posibilidades e imposibilidades que se expresan en la capacidad discapacidad de internalizar las reglas del juego social.

Discapacidad que para nada responde a una disfunción individual, sino que es la construcción social de un individuo no sujetado socialmente, o inadecuadamente sujetado.

Es importante señalar que estos aspectos subjetivos se evidencian, se ponen en relieve, en este contexto; en tanto en otros, posiblemente los mismos adolescentes pueden mostrarse hábiles, capaces de superar obstáculos planteados desde estas nuevas condiciones sociales; lo que no sería contradictorio, sino fundamento de este posicionamiento.

Desde estos supuestos vamos siendo y la vamos haciendo a la TO en esta Institución.

En el trabajo diario es importante rescatar la singularidad, por que ella otorga sentido a la dimensión de las actividades cotidianas. La condición de estar posicionado como sujeto de la actividad, más que de sujeto que hace, marca su condición de sufriente más allá que esto sea conocido por él mismo ( es decir tomado por la actividad, y no él, en tanto sujeto de sí decidiendo sobre su hacer).


LA POBLACIÓN: ADOLESCENTES EN CONFLICTO CON LA LEY


Cuando decimos adolescentes en conflicto con la ley, no hacemos mención a la ley jurídicamente hablando; nos referimos a la LEY, aquella que está más allá, a la vez que en lo más interno de nosotros mismos; a aquella prohibición primaria, que nos permite ser sujetos sociales; que posibilita delimitar la estructura básica del sujeto, que permite la construcción de sujetos deseantes. Y recién de ahí, desear ser rebeldes, transgresores. Para transgredir, primero debe existir ALGO, que se traspase. Acá es donde se ubica la posible diferencia entre un creativo, un artista, un revolucionario y "un loquito, violento, peligroso, que no puede diferenciar LA LEY, de quien la representa: de la policía , o el maestro en la escuela" o la Juez . Es la ley que va siendo parte nuestra desde el nacimiento y que la sociedad le otorga primeramente a los progenitores, la responsabilidad de inscribir en sus hijos.

La característica más sobresaliente en estos adolescentes es la falencia o ausencia de esa "marca de lo social"; y al no haber inscripción, la capacidad de diferenciación es imperceptible; evidenciándose esto en la actitud respecto a su hacer/ no hacer /deshacer; en las significaciones que invierte /no invierte en el espacio propio y ajeno, la moto, la bici, la ropa, la vivienda, su cuerpo.

Un ejemplo: se tatúan la cara del Ché (Mito), dicen querer ser como él. Pero cuando ponen palabras sobre quién es el Ché, éste es un "ídolo" porque "odiaba a la cana,(policía) y cuando podía se mataba uno. ¿?(Acto). Es con ese aspecto que se identifican con el Ché.

Cuando utilizo el concepto de marca de lo social, no debe confundirse con la etiqueta, el rótulo, la tipificación que la sociedad sobre ellos.

IV.2.- De allí que el PROPÓSITO ÚLTIMO que se intenta con esta intervención es: que el adolescente pueda articularse con la LEY internalizando las reglas del juego social; y desde ahí buscar e identificar en sí sus deseos.

IV.3.- MODALIDAD DE TRABAJO.
En mi caso, no tengo recetas. Sólo me ubico como un instrumento más para servir a la apertura de un espacio de acceso al pensar- hacer, pensar- se, hacer-se desde sus propias actividades cotidianas, sus rutinas; y en un encuadre que las articule con las normas que lo social impone, de modo tal que desde ahí pueda pensarse como sujeto social a la vez que como sujeto de deseo.

En los primeros encuentros intento distinguir si hay algún espacio para crear la demanda en el sujeto. Si éste existe, analizar si puede articularse con esta oferta de Terapia Ocupacional. Además, indago sobre las posibilidades e imposibilidades que percibe el sujeto en sí y de su entorno, cómo, desde dónde y con qué se nombra.
Estas primeras observaciones son una de las condiciones para considerar factible el trabajo con este joven. Y de ser así, si será en modalidad individual, grupal o individual /grupal.

IV.4. INSTRUMENTACIÓN DEL ANÁLISIS DE LAS ACTIVIDADES

En el trabajo específico de TO con el adolescente, se hace hincapié en el espacio que éste construye desde sus actividades cotidianas, las rutinas diarias, los roles de vida, sus intereses, valoraciones, en la percepción de sus habilidades y su capacidad/discapacidad para asumir responsabilidades; y las variables que intervienen en esos modos de hacer.

De proponer actividades, siempre se prioriza la de inclusión en las grupales, como las escolares, deportivas, etc.

En otras, se toman los derechos y las obligaciones como dimensiones a ser reflexionadas, y se intentan articulaciones con su hacer cotidiano y en el uso de las instituciones existentes. De manera tal que

1- Puedan enfrentarse paulatinamente con sus propias limitaciones, a la vez que evalúen sus posibilidades; "Qué deseo" "Qué puedo"; " Dónde estoy yo y dónde el otro".

2- Que reflexionen sobre lo que hacen; se busquen en ese hacer; que detecten ellos mismos, (acompañados por mí), qué es lo que repiten que genera la ruptura con lo social; a quién o a qué responden en ese hacer deshaciéndose. Es decir, se piensen.


Fundamentalmente este trabajo, no es con la actividad; es utilizar la actividad, en especial las de la cotidianeidad, como espacio de reflexión de su hacer, en relación con él y los demás. No instrumento actividades, instrumento el análisis de sus actividades.

Vuelvo a señalar que tanto en el abordaje individual como grupal ( éste último que coordinamos conjuntamente con 1 psicopedagoga y una psicóloga, y al que llamamos AGRADA - Apuesta a Grupos de Reflexión y Acción De Adolescentes) el objetivo que perseguimos es el de trabajar desde la función paterna, en torno a la capacidad/ discapacidad de internalizar las reglas del juego social: lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer. Dice Rafael Gamas "es en la pelea contra el límite donde el adolescente va construyendo su conducta y su forma de ser en el mundo". (4)

IV.5- LO SOCIAL

Esto nos exige no dejar de lado el análisis crítico sobre el impacto de la realidad actual y de nuestra intervención en las posibilidades de estos adolescentes; qué puede "hacer" ese sujeto para reflexionar-se; reconocerse como sujeto deseante. Creemos que sólo algo puede transformarse en él, si algo externo puede ser transformado por él mismo; y así poder visualizar la inscripción de sí en la posibilidad de cambio.
El trabajo con esta problemática exigió de un estudio pormenorizado sobre la OFERTA REAL EXISTENTE EN NUESTRA CIUDAD. Trabajo éste que estamos llevando a cabo con alumnos de 1º año de la UNLaR como Actividad de Extensión, y en el que deben estos alumnos enfrentarse a la dura realidad, de que formalmente existen muchas instituciones, direcciones, centros, talleres, etc. destinados a la niñez y la adolescencia, pero que en la práctica mayoritariamente no funcionan, son sellos, cuando no cargos públicos. Y aquellos que existen, todavía no se adecuan a las necesidades de estos jóvenes.

V.-CONCLUSIONES

Habíamos dicho que la función básica de los profesionales del CAT es la de informar sobre el diagnóstico y realizar seguimiento sobre lo ordenado por la Juez. Pero:       ¿qué informar desde TO que sea de valor para la autoridad judicial?. Atendiendo además que la realidad de lo instituido, respecto a que los únicos informes que tienen validez jurídica son aquellos realizados desde la medicina, el trabajo social y desde hace un tiempo la psicología, (aspectos que antes informaba sólo la psiquiatría).
En un principio me referí a las necesidades básicas observadas en el adolescente y /o grupo familiar ( inespecífico, informado desde trabajo social, área médica o psicología). En otros casos informé sobre sus potencialidades (en la mayoría muy escasas) a ser desarrolladas en función de una mejor integración. ¿? (De dudosa fundamentación teórica a la vez que fácilmente refutable "científicamente").
También en algunos casos informé sobre sus "disfunciones ocupacionales" ¿ quién no las conoce? ¿A quién le interesa? ¿ Para qué le puede servir esta información a la Justicia?.
Esto generó en mí mucha angustia; luego y con ayuda profesional pude ir distinguiendo:

· Que la necesidad del adolescente se funda en la falencia o la falta de definición del límite; aquel que permite convivir con otros dando lugar a la vez a su propio deseo; y esa falencia se expresa claramente a través de sus "actividades".

· Que de alguna manera, ese límite es lo que la sociedad, a través de la intervención de la justicia, denuncia y debe necesitar marcar desde algún lugar, alguna institución, en este adolescente. Aquella marca que no pudo ser inscripta a través de los padres.

· Y que desde ésta, mi posición subjetiva, considero que sus modos de hacer sus actos son la expresión de un pedido. Es desde esta comprensión que me comprometo, me involucro, aprendo, voy siendo y me voy haciendo junto a ellos. De ese modo intento crear algunas condiciones para favorecer el cambio de posición de este adolescente particular y único. Y espero que esta acción secundariamente, repercuta en algún punto de lo social.

De allí es que me despreocupo transitoriamente por estructurar informes que den cuenta y abran un espacio específico para la T.O en el Juzgado de Menores. - aún sabiendo que esto puede continuar siendo un aspecto criticable- y me aboco a informar aquello que en cada caso se presenta como necesario e importante de comunicar; y sí me esfuerzo en:

a- Trabajar esta problemática desde las acciones de Seguimientos, a través de entrevistas semanales con el adolescente, con los padres, interconsultas, visitas a la casa y a la escuela etc, y en el trabajo grupal AGRADA.

b- Indagar sobre la oferta social, y buscar brechas alternativas.

c- Y como algo paralelo pero no por eso menos importante, conocer los criterios de intervención que existieron en la Justicia Riojana ante la problemática de la niñez en conflicto con la Ley penal, durante los últimos 25 años.

Si algo puedo visualizar como espacio construido en el recorrido hecho desde el área a mi cargo en el Juzgado de Menores, es a través de las derivaciones que hace la Juez a TO. Estas más allá que procedan de Secretaría Penal o Asistencial, aparentan deberse a la preocupación personal, más centrada en "qué podemos hacer por este adolescente", que en los actos procesales necesarios para la aplicación de la ley.
En esa brecha que existe entre el Deber Ser ( funciones formales) y las condiciones reales de la Institución, los que nos comprometemos junto a ese o esos adolescentes, intentamos hacer algo; tal vez UNA OBRA DE ARTE: la de posibilitar algunos límites. Sabemos que aún logrando esto, no es suficiente; es sólo un aspecto. Hacen falta también las condiciones de posibilidades externas para que se continúe este proceso, y que en el contexto social éstas aún no se evidencian.

Tal vez algunos esperaban que esta Terapia Ocupacional pueda incluir en el campo laboral a estos adolescentes. Pero ¿desde qué concepción de trabajo se espera eso?. ¿Qué significado puede llegar a tener el trabajo, allá donde el acto está tan cerca y la palabra tan lejos?. Y además ¿ Cuál es la oferta construida desde la sociedad para ellos? .
Reflexionar sobre ello hoy, es una tarea que esta más allá de esta Terapia Ocupacional del Juzgado de Menores, aunque también la involucra.

VI A MODO DE CIERRE

Es importante cerrar esta exposición junto a Mirta Medina que sostiene:

"Que tal vez detrás de una máscara de agresividad haya una función no cumplida, una instancia de amor no satisfecho e inscripto en su legalidad subjetiva.
Que tal vez en la condición de desafío al orden social en que cada joven se coloca en el acto delictivo, haya otra función juzgada y sea el intento de buscar un ordenador, un límite que instaure un orden a urgencias que apremian
Que en estos actos tipificados como delitos por otros, haya la necesidad de poner una palabra y luego otra, articulando así una red hablante que le permita simbolizar lo que actúa motrizmente.
Considerar estas cuestiones, puede permitirnos entender que existen delincuentes menores de edad sujetos del delito que otros cometieron sobre ellos. El delito de no haberles posibilitado construir un espacio para su subjetividad, desde el cual posicionarse productivamente".


REFERENCIAS

1. DEMIRYI, Milagros 1998. "El derecho a tener derechos. Pobreza y discapacidad"Materia Prima. Año: 2 Nº 7. pag.25-27
2. RAFFO, Hector. Año 2000.." Menores infractores y libertad Asistida". Los menores de edad y el Derecho AAVV.. Ed La Rocca. Bs.As. Pág. 45.
3. DRUMANOD A.L, y ROQUE DE FARÍA, M.B. 1997 -" Conocimiento- Producción - concienca- Salud; una concepción posible" (citado por Cruz Terra, 1988 en "Clarificando ideas para ver posibilidades" Materia Prima. Nº8 pág. 10
4. GAMAS, Rafael .- 2000 " Aproximación a una conceptualización de la práctica en el programa grupal de libertad asistida" Los menores de edad y el Derecho AAVV.. Ed La Rocca. Bs.As. pág.117.
5. MEDINA, Mirtha. 2002 " Adolescentes en Conflicto con la ley penal: del malestar de la Cultura a la subjetividad" Trabajo presentado en el XXI Encuentro Nacional de los Magistrados y Funcionarios. Tucumán. Argentina.













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS