Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS

Junio 2006

La apertura de la Universidad y de las
Organizaciones Comunitarias:
UN ENCUENTRO ENTRE DOS CULTURAS


T. O. Silvia Polinelli silviapolinelli@yahoo.com.ar 
Adriana Cella adricella@hotmail.com 



Denominamos DINÁMICAS OCUPACIONALES EN LA COMUNIDAD, a la cátedra que nos implica en cuanto nos hace debatir con herramientas capaces de entender ejes, actividades y proyectos que nos cuestionan en el empobrecimiento, el desempleo, la marginación, la exclusión y la violencia entre otros temas centrales que interpelan y desafían.

Desde allí, vamos al encuentro de las causas, a la comprensión de las consecuencias, y a la construcción de un proyecto de integración, que con lucidez pueda articular valores en el ámbito de las Actividades básicas cotidianas, que den un marco de organización social dónde los sujetos protagonistas de nuevos comportamientos puedan descubrir intereses abarcativos, re - creando un entramado que incluya lo excluido, que plantee como hipótesis: La organización comunitaria, el desarrollo de programas ocupacionales, el consenso, el respeto por las diferencias, la dignidad humana y la ocupación como clave para la construcción de la identidad personal y social.

Intentamos desde la cátedra romper con el carácter acumulativo del saber y proponer el aprendizaje como un saber que está en todos y que hay que salir al encuentro para descubrirlo en cada uno, y desde ese surgimiento conflictivo, hacer un esfuerzo de asimilación y acomodación, en dónde los temas teóricos requieren de una acomodación del estudiante hacia el ejercicio de trabajo de campo, dándole sentido a lo que estudió y devolviéndole una mirada enriquecida al apunte teórico. En esta dinámica, los factores externos, tienen una marcada incidencia en el desarrollo conceptual.

¿Qué fundamentos, qué intereses y qué verdades esconden los desmedidos privilegios que dejan a más de 2/ 3 partes de la población Argentina, en el sufrimiento de la falta de oportunidades?

Pensar nuevos caminos, desde la Universidad es apostar y estar convencidos que todos los que habitamos el país, somos humanos y que entrelazar redes de vida personales, construye lazos sociales.

Queremos, recuperar capacidades y potenciales teóricos y ponerlos al servicio de conjugar una actitud de trabajo profesional desde una inserción en sectores populares desfavorecidos. Coincide que en estos últimos 15 años, desde que generamos este espacio, hay en la T.O. un auge de una corriente teórica, constituida como "el modelo de la ocupación humana", racional y legalizado que no da cuenta de la construcción de perfiles autónomos libres y sostenidos en valores y protagonistas, que rescaten la fortaleza de la creación solidaria, el diálogo entre ideas y culturas y la defensa de la condición humana, de todos y para todos...

Como decía García Márquez: "La interpretación de nuestra realidad , con esquemas ajenos solo contribuye a tornarnos cada ve más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios".

Creemos en la utilidad de herramientas teóricas y metodológicas y reconocemos la riqueza de las diversas líneas de análisis ocupacional, pero consideramos que hay que contextualizar de manera crítica las ideas y los valores de las propuestas estratégicas y definir desde dónde , con quiénes, cómo se instrumentan las producciones , dando cuenta de un marco teórico, articulando horizontalmente el saber popular con el saber universitario, con dinámicas propias que favorezcan el desarrollo comunitario.

Esta perspectiva integral, reconoce dos saberes, le da interpretación de proceso de enriquecimiento ocupacional mutuo y une concepciones teóricas con realidades históricas sociales.

La premisa es: Todos los hombres tienen voz, todos tenemos capacidades y todos nos debemos oportunidades. Cuestionamos la supremacía del monopolio del conocimiento por encima de otros aprendizajes y ponemos en el conjunto, la resolución de la ocupación para el desarrollo comunitario. Encuentro entre voces silenciadas y conocimientos ignorados, con un intercambio que rompe la lógica de la desigualdad para gestar una apropiación de un bien social.

Entonces desde esta fuerza del saber se resuelve el antagonismo, se analizan dilemas éticos y se estructuran proyectos de Terapia Ocupacional, fundamentando procedimientos, conjugando la observación, estableciendo diagnósticos socio - ocupacionales y posibilitando acciones que parten de la complejidad y la fragmentación.

Una vez superado el impacto inicial de los contextos desfavorables, en los que están insertas las organizaciones comunitarias ,comienza a producirse una acción grupal reflexiva y novedosa..En esta dinámica de relación entre los dos grupos, se crea, se resiste y se cohesionan expresiones organizacionales, creativas e integradoras , dando lugar a redes sociales, constituyendo bases para emprendimientos productivos, proyectos autogestivos, programas de promoción de la salud, espacios que fomenten la lactancia materna, juegotecas comunitarias y talleres de formación profesional, entre otras experiencias destacables.

Es así que la fuerte y generalizada crisis de lazos sociales, de vínculos y la actual violencia, nos cuestiona en la aceptación con naturalidad de la creciente desigualdad y nos hace reflexivos como dice Darcy Ribeiro de "aquella inclinación de culpar a los negros por el atraso, a los pobres por su miseria, a los niños por su fracaso escolar, de atribuir el hambre a la imprudencia y de acusar a los enfermos por falta de higiene o negligencia".

Creemos que es lamentable la elitización de la cultura, que nos hace olvidar que nuestros conocimientos tienen como destinatarios a la sociedad en su conjunto.

La producción de bienes de consumo, la prestación de servicios, la acción comunitaria organizada exige asignar recursos humanos y materiales para esta tarea.

En este sentido, adherimos a la Educación Social Participativa que permite avanzar hacia procesos de sensibilización, motivación y acción, para que la comunidad asuma el protagonismo suficiente en dirección a satisfacer sus necesidades más urgentes.

La experiencia indica que en la medida en que los habitantes de los barrios marginales comienzan a sentirse partícipes y protagonistas de la transformación social de su entorno, logran serios progresos de integración educativa y económica sintiéndose orgullosos de sus avances y sus orígenes.

La propuesta no es solo que el alumno universitario tenga la oportunidad de tomar contacto con una realidad diferente a la que cotidianamente vive, sino que al tener este espacio, pueda tener una mirada crítica sobre la realidad y pueda aprehender a "hacer juntos", construyendo nuevas ocupaciones, no como espectador de una sociedad sino priorizando la existencia del excluido y poniendo su presencia en el centro de la escena a construir. Dar más a los que tienen menos, personalizando la promoción y denunciando desde los ámbitos universitarios que la exclusión, el abandono y la indiferencia profesional son éticamente inaceptables y no podemos soportarlo como agentes de salud y trabajadores comunitarios.

Decimos entonces que este aprendizaje- servicio, no debe ni puede ser más de lo mismo, sino que aspira a lograr metas académicas con desarrollo personal social, planteando conductas pro- social con reciprocidad e iniciativa en las relaciones interpersonales.

La educación sostenida como proceso de democratización de la cultura tanto para el educando como para el educador, es un acto de creación continua, capaz de crear otros actores creadores, donde el hombre es activo inventor.
La senda a seguir es comprender las condiciones concretas en las que se desenvuelve la vida de los individuos participantes tratando de reflexionar sobre éstas e intentar su transformación.

Sosteniéndose el concepto antes citado de educación y teniendo como objetivo el bienestar del individuo y por ende el de la comunidad, se pensará a la salud desde la concepción participante integral. La participación es, en sí misma, un hecho de salud porque permite desplazar el concepto imaginario de sometimiento a una autoridad que normaliza las vidas, omnipotente y arbitrariamente hacia uno que convierte en responsable y protagonista de la salud al sujeto mismo.

El docente motiva, sensibiliza, promueve y evalúa el proceso de aprendizaje y trabajo de campo.

Algunos ejes del encuentro entre el universitario y población de los centros comunitarios son:

Horizontalidad en las relaciones (todos aprendemos).

Responsabilidad común en la tarea. Compromiso con el proyecto.

Implicación en la iniciativa. Cambios actitudinales, evitando la discriminación.

Transformación del pensamiento tradicional del "objeto" de las prácticas profesionales en un "sujeto reflexivo" propio, generando un estilo de aprendizaje que permite la participación real de todos los actores en juego, incluyendo los profesionales.

El logro de comunidades que puedan a lo largo del proceso educativo ser capaces de cooperar en la transformación de una situación generadores de malestar, evitando la cronificación y la violencia que suele producir, iatrogénicamente, el sistema asistencial.













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS