Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS

Septiembre 2005

LA TERAPIA OCUPACIONAL,
IMPRESCINDIBLE EN LA AUTONOMÍA PERSONAL Y LA ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA


EL Libro Blanco de la Dependencia en España realiza un análisis exhaustivo de la situación de la dependencia en España, con el fin de proyectar un sistema de atención a las personas con dependencia y sus familiares.

Es posible establecer una relación entre la Dependencia y la Terapia Ocupacional, para ello se toman como referencia las tres definiciones de Dependencia sobre las que se apoya el Libro Blanco, y que se citan a continuación:

"Dependencia es un estado en que las personas, debido a la pérdida de autonomía física, psicológica o intelectual, necesitan algún tipo de ayuda y asistencia para desarrollar sus actividades diarias. La dependencia también podría estar originada o verse agravada por la ausencia de integración social, relaciones solidarias, entornos accesibles y recursos económicos adecuados para la vida de las personas mayores". Consejo de Europa. (Oslo, 2000):

"La situación en la que una persona con discapacidad precise ayuda, técnica o personal, para la realización (o mejorar el rendimiento funcional) de una determinada actividad". Querejeta González, Discapacidad/Dependencia. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2004,

La esencia misma de la dependencia radica en no poder vivir de manera autónoma y necesitar de forma duradera la ayuda de otros para las actividades de la vida cotidiana. OMS.

Desde los principios fundamentales básicos, el objetivo de la Terapia Ocupacional es lograr la independencia de la persona, y su instrumento, la ocupación. La Terapia Ocupacional es una disciplina que tiene como objeto de estudio la (ocupación y) la capacitación para conseguir el mayor grado de autonomía posible (que recurre a ella como instrumento terapéutico. Utiliza actividades humanas que son habituales en estado de salud y que solo circunstancialmente adquieren un valor terapéutico.

En definitiva con la palabra dependencia se quiere agrupar a personas que independientemente de la edad, déficit de cualquier índole, etc., están en una situación determinada que les hace, valga la redundancia, "depender" de otras personas para poder realizar, según la situación que presente, las actividades de la vida diaria.

DEFINICIONES DE TERAPIA OCUPACIONAL

"La Terapia Ocupacional es una el uso de la actividad propositiva, con individuos que se encuentran limitados por una lesión o enfermedad física, disfunción psicosocial, incapacidades del desarrollo o del aprendizaje, pobreza o diferencias culturales o por el proceso de envejecimiento, con los fines de maximizar la independencia, prevenir la incapacidad y mantener la salud. Su práctica incluye evaluación, tratamiento y consulta. Los servicios específicos de Terapia Ocupacional incluyen: enseñanza de las destrezas de la vida diaria; desarrollo de las destrezas perceptivo-motrices y del funcionamiento sensorial integrado; desarrollo de las destrezas de juego y de las capacidades prevocacionales y para el tiempo libre; diseño y fabricación o aplicación de aparatos ortésicos o protésicos seleccionados o equipamiento; utilización de actividades de artesanía y ejercicios especialmente diseñados para posibilitar el desempeño funcional; administración e interpretación de pruebas tales como el balance muscular y el grado de movilidad, análisis y evaluación de las AVD, tanto Básicas como Instrumentales y Avanzadas, diseño, adaptación y entrenamiento en las Ayudas Técnicas, así como la adaptación del entorno para el discapacitado. Estos servicios se proveen individualmente, en grupos, o a través de sistemas sociales." Asamblea Representativa de la Asociación Americana de Terapia Ocupacional (AOTA),1981.

En España, la Asociación Profesional Española de Terapeutas Ocupacionales (APETO) la define como " una profesión socio-sanitaria, que por medio de la valoración de las capacidades y problemas físicos, psíquicos, sensoriales y sociales del individuo pretende, con un adecuado tratamiento, capacitarle para alcanzar el mayor grado de independencia posible en su vida diaria, contribuyendo a la recuperación de la enfermedad y/o facilitando la adaptación a su discapacidad."

VALORACIÓN DE LA CAPACIDAD FUNCIONAL

Desde la óptica profesional de la terapia ocupacional, se piensa que es preciso plantear el estudio y la valoración de la dependencia no tanto en función del nivel de necesidad, sino más desde el estudio y la valoración del nivel de capacidad funcional de las personas. En definitiva transformar la valoración de las personas, no partiendo de que han llegado a una situación final de la que no se puede salir sino desde las posibilidades de cambio y de mejora, no sólo de su autonomía personal, sino de sus posibilidades de vivir de una manera independiente. En este sentido nos parece muy acertado que se empiece a hablar de un proyecto de Ley de Autonomía Personal y no sólo de Atención a la Dependencia; que establezca un nuevo derecho ciudadano a una vida independiente, manteniéndose la persona en su entorno habitual.

Consideramos necesario, utilizar el concepto de "capacidad funcional", como algo que se posee, algo que se puede mejorar, que es trabajable, en definitiva que es rehabilitable.

Debemos tener en cuenta la multiplicidad de aspectos que hay que considerar en la valoración de la capacidad funcional, todo ello requiere la participación de un conjunto de profesionales expertos en estos campos que sean capaces de valorar adecuadamente las distintas situaciones que se presentan.

A través de la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF), la Organización Mundial de la Salud trata de brindar un lenguaje unificado y estandarizado y un marco conceptual para la descripción de la salud y de los estados relacionados con la salud.

La CIF se ha creado para ser utilizada en varias disciplinas ( en su anexo 8 habla expresamente de terapia ocupacional) y diferentes sectores. Y sus objetivos son:

- Proporcionar una base científica para la comprensión y el estudio de la salud y los estados relacionados con ella, los resultados y los determinantes.

- Establecer un lenguaje común para describir la salud y los estados relacionados con ella y establecer una comunicación más fluida entre los diferentes usuarios (profesionales de la salud, investigadores, discapacitados, población general).

- Permitir comparación de datos entre los países, distintos servicios,..

- Ser un esquema de codificación sistematizado para ser aplicado a los sistemas de información sanitaria.

En su esfuerzo por llegar a ahondar en el entendimiento de la enfermedad y de la discapacidad, la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que la salud puede verse afectada por la incapacidad para llevar a cabo actividades que permitan una participación plena en la vida, del mismo modo que por los problemas existentes en las funciones y estructuras corporales ( OMS. 2001)

De hecho, nuestra profesión, incorpora en su formación conocimientos sanitarios y sociales, es decir, le hace una disciplina sociosanitaria que le va a permitir conocer en mayor medida los problemas que puede tener una persona dependiente es estos dos Ambitos.

Esta participación plena en las actividades que conforman la vida es el objeto de estudio de los terapeutas ocupacionales al basar su experiencia profesional en un conocimiento profundo de la ocupación y de los procesos implicados en el desempeño ocupacional de la persona para que las ocupaciones, desarrolladas con un significado y un propósito, afecten de forma positiva al bienestar general y a la satisfacción en la vida.

El objetivo final del proceso de intervención de la terapia ocupacional tiene lugar cuando la persona es capaz de mejorar su implicación en las actividades con significado resultado de su propia elección, motivación y significado propios.

La CIF utiliza en su terminología elementos como Actividad refiriéndose a ella como "la ejecución de una tarea o acción llevada a cabo por un individuo", del mismo modo nos habla de Participación refiriéndose al "grado de implicación de la persona en una situación diaria". Estos dos aspectos forman parte del fundamento de la profesión de Terapia Ocupacional y están incluidos y asumidos en la descripción de las Áreas de Ocupación a las que nos referimos como" tipos de actividades en las que las personas nos implicamos" clasificándolas en Actividades de la Vida Diaria Básicas, Actividades de la Vida Diaria Instrumentales, Educación, Trabajo, Juego, Ocio y tiempo libre y Participación social.

Además la CIF contempla la necesidad de tener en cuenta los factores contextuales de la persona refiriéndose a ellos como "el trasfondo de la vida y del vivir del individuo" y nos habla de factores del entorno y factores personales, ambos están contemplados en la Terapia Ocupacional al entender que nuestro objetivo es, por una parte entender la influencia del entorno en el desempeño ocupacional así como apoyar la participación de la persona en los diferentes contextos (cultural, social, físico, espiritual, temporal y virtual) que influyen en su vida.

El objetivo final del proceso de intervención de la terapia ocupacional tiene lugar cuando la persona es capaz de mejorar su implicación en las actividades con significado resultado de su propia elección, motivación y significado propios.

CONCLUSIONES

Teniendo en cuenta todo lo anterior podemos decir que:

el terapeuta ocupacional, a través del análisis exhaustivo del desempeño ocupacional de la persona, está capacitado para una doble función:

- por una parte valorar el grado de discapacidad mediante la valoración de la ejecución de las actividades en las áreas de desempeño ocupacional (ya mencionadas), así como la influencia del medio habitual, vivienda, entorno, etc.

Con todo ello será posiblemente mas adecuado poder determinar el recurso o suma de recursos necesarios así como tratamientos mas adecuados para mejorar la situación detectada, a través de la elaboración de un plan individualizado de atención.

- y, por otra, entrenar a la persona en la realización de las actividades de la manera más independiente posible, modificando el entorno cuando sea apropiado y en la utilización de las ayudas técnicas necesarias para la consecución de la independencia, función que permitiría un ahorro económico importante al poder dotar a la persona de las ayudas necesarias para poder manejarse de forma independiente evitando así los costes de una atención institucionalizada.

Por tanto y dentro del marco que establece el Libro Blanco de Atención a la Dependencia, podríamos concluir que nuestra profesión debe jugar un papel básico y fundamental en los diferentes ámbitos de intervención:

- Valoración de la dependencia
- Participación en la elaboración del plan individualizado de promoción de la
autonomía personal.
- Diseño, Adaptación y Entrenamiento en Ayudas Técnicas
- Adaptación Funcional del Entorno Habitual
- Asesoramiento a la familia y otros profesionales de la atención
- Seguimiento y Revisión de cada caso

Dentro del Catálogo que se establece en el Capítulo XII del Libro Blanco de Atención a la Dependencia, sería preciso garantizar y consolidar la presencia de la terapia ocupacional en los diferentes servicios y centros:

- Atención Domiciliaria Sociosanitaria
- Centro de Día para Mayores
- Centro de Día para Grandes Discapacitados
- Centros Residenciales para Mayores
- Centros de Atención a Dependientes Físicos y Psíquicos menores de 65 años

A modo de propuesta y dentro de estos servicios absolutamente necesarios para la atención a la dependencia, habría que ir incorporando progresivamente en nuestro país y tomando como referencia la experiencia de Reino Unido, los NCIL (Network Center Independent Living), una nueva modalidad de servicios o centros destinados a la promoción de la vida independiente.

Estos centros adoptarían la configuración de un centro de día o de recursos para promover la autonomía personal, atender a lo largo del día las múltiples y diversas necesidades que pueden presentar las personas gravemente discapacitadas, asesoramiento, orientación, empleo del tiempo libre, mejora en las AVD, orientación sobre la utilización del servicio de autonomía personal o prestación o pago directo para asistente personal previsto en el catálogo del Libro Blanco de Atención a la Dependencia) formación e información a afectados y familias, utilización óptima de las recursos, etc).

Desde este centro se apoyaría la elección personal de cada gran discapacitado, a la hora de autogestionarse su propia vida y sus propias necesidades.

Este tipo de centros supondría el espacio natural y visible de actuación entre otros profesionales del terapeuta ocupacional y de la promoción de la autonomía personal y de la vida independiente que intente promover el nuevo proyecto de Ley de Autonomía Personal y de Atención a la Dependencia.

Este modelo de centro debería estar presente dentro de cada área sociosanitaria y mantener una estrecha coordinación con las administraciones locales y con los programas comunitarios que se desarrollan en los ámbitos sanitarios y sociales, de cara a una necesaria planificación sociosanitaria de atención a la dependencia, donde deben hacerse coincidir de manera progresiva los mapas sanitarios y sociales así como los recursos de uno y otro sistema, para asegurar una atención integral e integrada a la persona dependiente.

Este nuevo servicio debería llegar a ser en nuestro país tan necesario y conocido como es actualmente el Centro de Día para Mayores.

Ana Vicente Cintero
ana.vicente@madrid.org
  

Presidenta de la Asociación Profesional Española de Terapeutas Ocupacionales (APETO)













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS