Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS


 TERCER CONGRESO VIRTUAL 
"Integración sin Barreras en el  Siglo XXI"
Red de Integración Especial 
GRUPO: INTEGRACIÓN

LOS MITOS DE LA TERAPIA OCUPACIONAL

Autores: Canosa Domínguez, Nereida; Díaz Seoane, Begoña; Talavera Valverde, Miguel Ángel. (Diplomados en Terapia Ocupacional.)
Contacto: mtava@hotmail.com
Localidad: Ferrol. Coruña. España

Resumen:
“…Todo vale todo es ocupación, yo también ocupo, yo también soy Terapeuta Ocupacional…”

Desde que Homero dejaba constancia en sus manuscritos que usaba la música con efecto terapéutico y las labores del campo con afán de mantener ocupados a los enfermos, hasta que Gary Kielhofner en 1992, que define el Modelo de Ocupación Humana, han pasado muchos años y también muchas cosas.

¿Quizás desde los primeros manuscritos hasta este momento la “ocupación” no ha cambiado?.¿Esto es posible?.... ¿Son muchos los que mantienen un concepto aún vetusto del termino ocupación?....¿con qué fin?... ¿con qué objetivo?.... “la reiterada elaboración de objetos inútiles rompe con el concepto real del termino rehabilitación o ocupación con fines rehabilitadores...” (Colodrón A.)...

Cada día es más observable como el termino ocupación, actividad, se elabora con mas precisión... como la definición del mismo viene dada por elaboración de los profesionales específicos de esta profesión. En la realización de postulados, en la obtención de teorías, modelos y marcos de referencia tanto teóricos como prácticos, reside la evolución de esté área... de este significado y significante “la ocupación”.

Durante gran parte del principio del siglo pasado (siglo XX, comienzos de 1900), un grupo de profesionales intentaron aunar y dar forma a la profesión que en estos momentos estudia la ocupación con carácter rehabilitador (la Terapia Ocupacional). Dando las señas de identidad a una disciplina que facilita a las personas con las que trabaja un equilibrio entre las áreas de la función ocupacional humana (Terminología Uniforme 3ª Ed.)... pero que aún en mas de 90 años de disciplina teórica-practica, se encuentra con lo que nosotros hemos querido denominar LOS MITOS DE LA TERAPIA OCUPACIONAL. 

Estos mitos, que pasaremos a definir durante nuestra exposición, se han convertido en el máximo exponente, en el siglo XXI, “para otros profesionales de nuestras señas de identidad”... no sin antes argumentar la famosa frase con la que empezábamos este resumen... ¡ y es que estamos acostumbrados a no llamar las cosas por su nombre ¡... 

El objetivo que pretendemos es hacer una recogida de los principales MITOS DE LA TERAPIA OCUPACIONAL con la que cotidianamente nos encontramos los profesionales de esta disciplina... y que cada día nos lleva a creer más y más en los postulados de Platón en su famoso escrito El mito de la caverna...” - Y si se le forzara a mirar hacia la luz misma, ¿no le dolerían los ojos y trataría de eludirla, volviéndose hacia aquellas cosas que podía percibir, por considerar que éstas son realmente más claras que las que se le muestran?...” (Platón).

1.- INTRODUCCIÓN 

“... que los decorados de la obra de teatro los haga el Terapeuta Ocupacional...” 
Adorable Locura. (Año 1996. No Recomendada para menores de 13 años. Nacionalidad Australiana. Duración 101 minutos. Director Mark Joffe. Interpretes Barry Otto, Ben Mendelssohn, Toni Collette, Pamela Rabe, Jacki Weaver. Música: Stephen Endelman) 

No queremos contar una fábula, tampoco referirnos a leyendas, quizás lo que contemos no está tan lejos de la ficción ni es tampoco una tradición. Esta comunicación no se trata de un cuento, ni mucho menos es una invención, tampoco queremos llegar a establecer una gran quimera.  El mito es una realidad cultural extremadamente compleja, que puede abordarse e interpretarse en perspectivas múltiples y complementarias. Es, pues, siempre el relato de una creación, se narra cómo algo que ha sido producido o que ha comenzado a ser. En ocasiones el mito no habla de lo que ha sucedido realmente, de lo que se ha manifestado plenamente. Los mitos revelan, pues, la actividad creadora o simplemente la sobrenaturalidad. 

El mito (en el ámbito antropológico) se considera como una historia sagrada y, por tanto, una «historia verdadera», puesto que se refiere siempre a realidades.  La función principal del mito es revelar los modelos ejemplares de todos los ritos y actividades humanas significativas  razón por la que no se pueden ver de manera indiferentemente. (R. Piddington)

Mientras que las historias falsas pueden contarse en cualquier momento y en cualquier sitio, los mitos no deben recitarse más que durante un lapso de tiempo. En efecto, los mitos relatan no sólo el origen del Mundo, de los animales, de las plantas y del hombre, sino también todos los acontecimientos primordiales a consecuencia de los cuales el hombre ha llegado a ser lo que es hoy, es decir, un ser mortal, sexuado, organizado en sociedad, obligado a trabajar para vivir, y que trabaja según ciertas reglas.

La narración mítica cuenta el origen del mundo, de los hombres y de todas las actividades de la naturaleza y por eso su existencia se extiende a todas las culturas y se adhiere a lo más profundo de sus ideologías(García Gual).

"El mito es un relato tradicional que refiere la actuación memorable y ejemplar de unos personajes extraordinarios en un tiempo prestigioso y lejano". Existe un acuerdo generalizado entre todos aquellos que han estudiado la materia en que el mito es una respuesta a los interrogantes más complejos y profundos del ser humano, a todo aquello que le asombra, como decíamos antes, y entre los que se encuentran su origen, su futuro, la fuerza de la naturaleza, la organización de la realidad, los fenómenos fisicoquímicos, etc... A través del mito, el hombre del pueblo alcanza respuestas, más o menos desacertadas, a estos interrogantes, apoyándose de sus observaciones y de sus intuiciones, pero rellenando lo restante con su enorme y privilegiado ingenio (García Gual). 

Nunca los valores se sostienen solos. Los mitos son los arcones sagrados en que se guardan estos preciosos tesoros. El mito, de hecho, no es una ociosa fantasía, ni una efusión sin sentido de vanos ensueños, sino una fuerza cultural muy laboriosa y en extremo importante. El mito, tal como existe en una comunidad salvaje, o sea, en su vívida forma primitiva, no es únicamente una narración que se cuente, sino una realidad que se vive. No es de la naturaleza de la ficción, del modo como podemos leer hoy una novela, sino que es una realidad viva que se cree aconteció una vez en los tiempos más remotos y que desde entonces ha venido influyendo en el mundo y los destinos humanos.

2.- RELACIÓN DE LOS MITOS Y TERAPIA OCUPACIONAL

¿Qué relación guarda pues los mitos con la Terapia Ocupacional?, ¿será esta una disciplina que guarda grandes secretos?, ¿una disciplina que sirve para fantasear?, ¿una disciplina o un quehacer?, ¿un conjunto de técnicas o una filosofía con paradigmas?, ¿un momento de creación o un momento de recreación?. El mito guarda esta y muchas más respuestas, y depende cómo se cuente, puede encuadrarse en una fábula imaginaria nada cercana al mito, o puede convertirse en el comienzo de una estructura de trabajo y desarrollo profesional.

Y es que hablar de mitos es hablar de tradición, al igual que sucede cuando hablamos de historia. Ya Homero ofrecía música y trabajos en el campo a aquellas personas que sufrían de enfermedades, en un afán de recuperarlos para la sociedad, estar ocupados con un fin, ¿era Homero Terapeuta Ocupacional? ¿o es simplemente la historia nos cuenta un mito?. Cada vez más la ocupación fue adentrándose en la cultura de la humanidad y ganaba fuerza entre aquellos tratamientos elegidos para la evolución de las personas. Exceptuando épocas negras para el desarrollo de las ciencias, donde el mito de la enfermedad se ocultaba tras cadenas, o grandes instituciones asilares, donde el mito se iba haciendo cada vez más fuerte.

Etapas que dejan paso a otras donde filósofos volvieron a retomar el carácter “mágico” de la ocupación rescatando el “mito de la ocupación”.
Quizás cuando Pinel en el hospital Sant-Pettri, consiguió ofrecer esta ocupación a aquellas personas que hasta el momento estaban asiladas, les dotó de una funcionalidad, de responsabilidades, proporcionándoles un equilibrio entre la humano y la ocupación, entre el hacer y sentirse útil (Reed & Sanderson). 

¿Cuál fue la finalidad de Pinel?, ¿Ocupación propositiva?, ¿“hacer”?. Sí consiguió que sus postulados se extendiesen rápidamente y muchos siguieran sus teorías. La especialización cada vez mayor de este tipo de intervención, “hacer”, influyó en la realización de una definición cada vez más concreta del término y de sus características, de su aplicación y de su finalidad, de los tipos y de su encuadre.

Es sin duda la evolución filogenética y ontogenética de la ocupación lo que hace que los hombres demos cada vez más importancia al hacer con un interés previo que suponga satisfacción y recompensa material o emocional que nos lleve a mantener un equilibrio en nuestro desarrollo como persona, favoreciendo la aparición de una situación de compensación entre áreas de la función ocupacional humana (Autocuidados, Eficiencia y Esparcimiento) (Terminología Uniforme para Terapeutas Ocupacionales).

Pero este sustento, no sólo depende de una ocupación mantenida, sino que también factores ambientales y personales benefician el desarrollo de lo que la CIF en el 2001 determina como concepto de Salud.
En resumen, el conjunto de actividades coordinadas con beneficio individual y satisfacción personal que supongan funcionalidad en el individuo, pasa a ser el término más cercano a la salud.

En Terapia Ocupacional, su desarrollo está muy acorde con el avance de estas definiciones ligadas a la ocupación, su aportación como disciplina científica, enriquece a lo largo de la historia el término ocupación. Pasando a convertirse en un vehículo o forma de dar sentido o significado a la existencia, consiguiendo de esta forma dar sentido a la vida. (Yerxa).

El desarrollo de esta disciplina, su incorporación y su desarrollo en algunos países, supuso la aparición de lo que en esta comunicación llamamos mitos. Y es que el poder mágico de ciertos mitos, favorece la perpetuación de lo que se cuenta. Durante la historia algunos mitos ganaron en riqueza, otros perdieron y la mayoría se mantienen tal y como alguien en algún momento los contó. 

Cada vez que se cuenta un mito y este pasa de generación en generación, puede verse enriquecido con un material que la persona que lo cuenta añade, o puede incidir más en aspectos más concretos de esta historia, ocasionando la reestructuración de este mito.

Quizás ese sea el error principal de las personas que mantienen vivos algunos mitos, el rebajar la categoría de mito a fábula o a cuento. Y es que es mucho más fácil de contar la fábula o el cuento, que permanecer intacto al mito. ¿De qué depende que un mito varíe?, ¿Qué factores aporta esto a la historia que se cuenta?, y ¿de qué manera influye posteriormente todo eso en el contenido del mito?. 

Si revisamos la historia, está llena de mitos, que aportaron algo a nuestro quehacer cotidiano, a nuestra identidad como personas, a como vestimos, como nos movemos, hablamos, bailamos, comemos, hacemos, conducimos, etc. 

Fechas como el 8 de enero de 1935 (nacimiento de Elvis Aaron Presley), 6 de julio de 1957 (fecha en la que se conocen John Lennon y Paul McCartney), 14 de marzo de 1879 (nacimiento de Albert Einstein).

Quién no recuerda nombres que ocultan verdaderos mitos, “Norma Jean” o “James Byron Dean”. Personas y fechas que establecieron grandes mitos, que se perpetuaron durante años. Son en momentos de la historia cuando estos mitos se comienzan a modificar. 

Sus historias no lejos de perder fuerza ganan en detalles, en aspectos casi desconocidos para nosotros. En ocasiones perdiendo fiabilidad en su comentarios, en otras inmortalizando sus hechos. Pero siempre con la suspicacia de quien los cuenta, de quien los cambia o de quien añade nuevas partes a estos mitos. 

Aún así permanecen imperecederos y llenos contenido, sirviendo a generaciones que se preocupan por conocer más sobre estos mitos.

3.- LOS MITOS DE LA TERAPIA OCUPACIONAL

Elaborar un listado de mitos relacionados con esta disciplina, supone un desafío a la historia, en la que el desarrollo de nuestras técnicas como profesional se vieron rápidamente expoliadas por otras áreas, ¿será este el primer mito?. 

Algunos Terapeutas Ocupacionales sospechan en ocasiones sin base suficiente que los demás se van a aprovechar de ellos, que les van a engañar. Ese mismo Terapeuta, presenta dudas sin justificar de la lealtad de algunos compañeros de trabajo por sus comentarios. 

También presenta reticencia a compartir información por el temor de cómo pueda ser utilizada. En actuaciones de sus compañeros de trabajo perciben ataques de otras personas a su trabajo que no son aparentes para otros. El DSMIV, recoge todos estos síntomas en el diagnóstico de F60.0 (Trastorno de la Personalidad tipo Paranodie [301.0]). El pronóstico se encuentra en la trasmisión de la información, pudiendo recuperar la salud o involucrarse en un desarrollo psicótico.

Hacer ese recorrido histórico de los posibles mitos de la Terapia Ocupacional también ofrece una visión más lúdica de la disciplina. En su área de Eficiencia o Esparcimiento aparece el siguiente mito. La manera de celebrar muchas festividades y es que todo es Terapia Ocupacional (siguiente mito del que hablaremos). Cuando se hace el Belén viviente, todos los usuarios tienen que participar, por eso se buscan roles dentro de él, Juan para pastorcillo (“como es de aldea”), Antonio para Jesucristo (curiosamente psicótico que por encima se cree Dios), Luis, Manuel, Elías los reyes magos (diagnosticados de Psicosis Maniaco Depresiva). “Son felices, se divierten, les hacemos fotos que luego regalan a sus familias en las visitas, están ocupados...”

¿Qué Terapeuta realiza esta fiesta?, o ¿es que detrás de este evento no hay un Terapeuta Ocupacional?. Qué técnica de intervención, marco de referencia teórico primario y aplicado usa, en qué paradigma y qué base conceptual desarrolla. ¿Cómo se analizó la ocupación?, ¿cómo se modificó el ambiente?. ¿Estará detrás de este mito algún Terapeuta Ocupacional, entrenado en ciencias de la ocupación?,¿responde a una planificación por la que el Terapeuta Ocupacional no está presente?.

Esto nos lleva al siguiente mito, ya que “Todo es Terapia Ocupacional, ya que todo es ocupación y todo es actividad”. Generalmente este mito tiende a ser uno de los que frecuentemente más se usa por otras disciplinas (¿carentes de sus propios mitos?, ¿qué consideran la ocupación importante para la salud?, ¿aquella que sin tener claro sus áreas de desarrollo “ocupa” otras (articulo 13 de la Ley General de Sanidad Española).

Lejos de asentar la profesión esto lo dispersa. Pues ocupación para un Terapeuta Ocupacional son unidades de actividades clasificadas y nombradas por la cultura de acuerdo con los propósitos que permite al ser humano enfrentarse al entorno con  éxito. Son los Terapeutas Ocupacionales, con sus técnicas sustentadas en Marcos de Referencias, Paradigmas y Bases Conceptuales los que, se encargan de adaptar los entornos para que el usuario gane roles, modificando la ocupación para adaptar el medio al sujeto. Y observando para después actuar sobre ellas, como el individuo tiende a adaptarse a esta ocupación que da sentido a su vida. (Yerxa) 

Por lo que decir “yo hago de terapeuta ocupacional” sin poseer estos conocimientos, no hace mas que devaluar una profesión llena de mitos contados por otras personas ajenas a nuestra disciplina.

El siguiente mito tiende a incluir aspectos más de actividad. Ya que son frecuentes las personas que conocen al Terapeuta Ocupacional, como el “chico/a de las cestas o de los ceniceros”. El marco de referencia teórico aplicado Biomecánico tiene algo de incidencia sobre este mito, sustentado sobre el Modelo Médico, y con el objetivo de la actividad como un medio para recuperar al individuo, para conseguir la funcionalidad en el entrenamiento en AVD tanto Básicas como Instrumentales. 

El desarrollo de las técnicas ocupacionales de intervención, “hacer cestos, ceniceros” para desarrollar componentes neuromotores y sensoriomotrices, a la vez que aumenta las destrezas personales y fomenta la autoestima, supone una de las técnicas más ricas de la Terapia Ocupacional.

No es tanto la cesta, o el cenicero, ni su acabado final, lo que puede suponer interés para el Terapeuta Ocupacional. El hombre por medio del uso de sus manos energizadas por su mente y su voluntad puede influir en el estado de su propia salud (M. Relly 1962). El ver el resultado final como algo ajeno a este postulado, fomenta la aparición del mito del “chico/a de las cestas o de los ceniceros”.

¿ Es que acaso han desaparecido los mitos o se han transformado junto con el hombre? . Es necesario tener siempre presente que una de las características del mito es que no se reconoce como tal por la sociedad que los tiene. Serán las generaciones venideras quienes dirán: en el siglo XX existieron personas que tuvieron tales o cuales mitos. Ya que en algún momento de su existencia se produjo un cambio en la concepción del hombre, pasando de una concepción tradicional, antihistórica, a una concepción moderna, historicista. Este momento sucederá cuando el Terapeuta Ocupacional huya de arquetipos, repeticiones que no hacen mas que detener el avance de la disciplina. 

Es muy probable que para el hombre que ve estos mitos (y no es Terapeuta Ocupacional), que además los cuenta, sea un proceso muy fuerte y doloroso quizás aterrador, asumir que existe la posibilidad que eso que cuente no sea mas que una deformidad que la realidad que mira pero no consigue ver. Al igual que sucedía en el manuscrito del mito de la caverna (Platón), ”... Y si se le forzara a mirar hacia la luz misma, ¿no le dolerían los ojos y trataría de eludirla, volviéndose hacia aquellas cosas que podía percibir, por considerar que éstas son realmente más claras que las que se le muestran?...” (Platón). 

Sin lugar a dudas, el grado de resistencia a esta idea por parte de otros profesionales, será directamente proporcional a su nivel de dogmatismo en lo que, cómo y de qué manera hacemos los Terapeutas Ocupacionales.

4.- CONCLUSIONES

Poseer mitos no está tan mal, si realmente se le encuentra el sentido que toda cosa importante tiene y se entiende el por qué y el cómo.

Es necesario, cuando se hacen referencias a los mitos de tu profesión saber por donde llegan y quien los cuenta. Cómo llegaron a ti y de dónde son. Cómo se cuentan y qué quieren darte. Pero sobre todo es más importante con qué parte te quedas tú. O qué parte del mito es la que más te ofrece dudas. Los seres humanos que realizamos ocupaciones, aquellos que trabajan con su adaptación y su trabajo más cercano a las personas que no pueden desarrollar sus capacidades en ellas, progresamos por medio de las experiencias. 

De las experiencias más cercanas a los postulados y paradigmas teóricos de la profesión se aprende, pero también de aquellos que se encuentran lejos de los paradigmas que establecen esta disciplina. 

Igual de importante es saber entenderlos y comprenderlos como parte principal en el avance de esta disciplina.
Los mitos contados por personas ajenas a nuestra disciplina pueden sufrir cambios históricos, ocultar datos o ser totalmente ajenos a nuestra disciplina.

Gracias a muchos de estos mitos contados por otros profesionales, se obtiene un resultado satisfactorio en intervenciones terapéuticas que se realizan  en colaboración con el resto del equipo. Y es que por mucha aparición de estos mitos, nunca se debe perder la visión central de que el  protagonista de su periodo de recuperación es el individuo (Colodron).

5.- BIBLIOGRAFÍA

Aparici, R y Marí Sáez, V. (1997): Medios de comunicación y manipulación, UNED, Madrid. 
Aucouturier, B.  y Lapierre, a. “ La educación Psicomotriz como terapia”. Ed. Científico- Médica, 1975. 
Cárdenas Álvarez, Renato. El libro de la mitología. Historias, leyendas y creencias mágicas obtenidas de la tradición oral.. Editorial Atelí. Chiloé, 1997. 
Durante Molina, P; Noya Arnaiz, B.: Terapia Ocupacional en Salud Mental. Principios y Práctica. Barcelona: Masson, 1998. 
Durante Molina, P.; Blanca Noya, A.; Moruno Miralles, P. & Cols. Terapia Ocupacional en Salud Mental, 23 casos clínicos comentados. Ed. Masson. 2000
Fuertes Rocañín, J.C. et al : Comunicación y diálogo. Cauce Editorial. Madrid, 1997. 
Gloria de las Heras, C. & Cols.: Manual “Rehabilitación y vida, Modelo de Ocupación Humana”. Ed. Reencuentros. 1999.
Gómez Tolón, J.: Fundamentos metodológicos de la Terapia Ocupacional. Ed. Mira. 1997.
Hopkins, H.L. & Smith, H.L.: Willard/Spackman. Terapia Ocupacional. Ed. Panamericana. 1998. 
La Esquizofrenia Hoy. Tomo II. III Congreso de la A.G.S.M. Orense, 1997. 
López Hernández, Katya: Los principios de la Ética de Terapia Ocupacional. Revista informativa de la Asociación Profesional Española de Terapia Ocupacional. Número 17. Febrero 1998. 
Occupational Therapy and Education: A shared Vision. Kathleen Barker Schwart. The A.J.O.T. January 1992. Volume 46 Number 1). 
Rodríguez Reyes J.: La Terapia Ocupacional y la Laborterapia en las Enfermedades Mentales. Ed. Patronato de Asistencia Psiquiátrica. Madrid 1972. 
Rojas Bermúdez, J. : Teoría y Técnica Psicodramática. Paidós. Barcelona, 1997. 
Trigo, E. & Col.“Creatividad y motricidad”.Ed. Inde Publicaciones, 1999. 
Xunta de Galicia. Propostas de desenvolvemento da atención á saúde mental en Galicia. Colección Mental, nº 18. Ed. Difux. Santiago de Compostela. 1998. 
http://www.ucm.es Página web de la Universidad Complutense de Madrid. Diplomatura de Terapia Ocupacional. 
http://www.areadixital.com/agsm Página de la Asociación Galega de Saúde Mental. 
 













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS