Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS


TERCER CONGRESO VIRTUAL 
"Integración sin Barreras en el  Siglo XXI"
Red de Integración Especial 
GRUPO: INTEGRACIÓN

“TERAPIA OCUPACIONAL. IMPORTANCIA DEL CONTEXTO”

Autores: Canosa Domínguez, Nereida; Díaz Seoane, Begoña; Talavera Valverde, Miguel Ángel. (Diplomados en Terapia Ocupacional.)
Contacto: mtava@hotmail.com
Localidad: Ferrol. Coruña. España

Resumen
 “La Terapia Ocupacional es la utilización terapéutica de las actividades de autocuidado, trabajo y lúdicas para incrementar la función  independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapacidad. Puede incluir la adaptación de las tareas o el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida” (AOTA 1986).
 

De los elementos que contiene esta definición se puede extraer que la intervención de Terapia Ocupacional se concentra en las áreas de desempeño funcional (autocuidado, trabajo y ocio), prestando especial atención al ambiente cultural y social dentro del cual se desarrolla la persona.

Esta visión de lo funcional sin perder de vista lo social es lo que justifica la actuación del terapeuta ocupacional cuando existe discapacidad; teniendo en cuenta, que las principales dificultades de los usuarios son derivadas de sus déficit pero relacionadas directamente con su impacto en el  funcionamiento social (desventaja social=minusvalía).

Pretendemos entonces describir y aclarar las fases del proceso rehabilitador, y el rol que desempeña el terapeuta ocupacional en las mismas, en lo que a capacidades alteradas y cuestiones de reinserción se refiere.  Nuestro objetivo principal tratará, pues, de  enfatizar el aspecto contextual de la discapacidad…

“De la inmersión en que se hallaban, emergen, capacitándose para insertarse en la realidad que se va desvelando” (P. Freyre).
 
 
 

 1.- INTRODUCCIÓN

La evolución de las prácticas clínicas, de los tratamientos, detecciones precoces, prevención y mantenimiento de la salud, favorece el desarrollo de nuevos postulados y hace que debido a estos motivos otros sean reformulados.

Es el caso del siguiente modelo ICIDH (International Clasification Deficiency DISCAPACIDAD Y MINUSVALIA) de 1980 que evoluciona hasta la revisión actual y puesta en funcionamiento del modelo CIDDM (Clasificación Internacional del Funcionamiento, Discapacidad y la salud) del 2001. Hasta el momento la clasificación se realizaba en torno a términos concretos relacionados con la deficiencia, discapacidad y minusvalía, explicando la interacción entre ellos y definiendo la condición del usuario, marcando un rol ciertamente pasivo en dicha definición.
En este momento con el cambio producido por la CIDDM-2, se diferencia sustancialmente las interacciones entre las dimensiones del funcionamiento y la discapacidad. En la etapa anterior el factor ambiental se encuadraba en una sola dimensión (minusvalía), en estos momentos este factor puede suponer una no participación activa en cualquiera de los otros contextos a los que se refiere esta nueva definición. Lo mismo ocurre con los factores personales y la participación. 

Con esta nueva definición se pasa de un usuario pasivo a un usuario activo en la funcionalidad ya que el centro de la intervención pasa por ser la actividad y no tanto el déficit, proporciona esta definición un concepto de implicación haciendo participe al usuario no solo de esta carencia de salud, si no también de la intervención específica localizada en las concepciones que el CIDDM-2 realiza.

En estos momentos el déficit se ve encuadrado en la propia discapacidad y fluctúa entre encuadres como la participación y estructuras corporales.
Esta definición evoluciona hasta dos concepciones claramente definidas, una de ellas la relacionada con el Funcionamiento y la Discapacidad (funciones y estructuras corporales), y la otra vinculada a los Factores Contextuales (factores ambientales y personales).

Las interacciones específicas entre componentes de esta definición se dan en una relación unívoca predecible, provocando una interacción en dos direcciones, ya que incluso una presencia de discapacidad puede modificar un estado de salud.

Son muchos los factores en los que se intenta buscar la actuación y mejora de este funcionamiento personal y aparecen contextos con la relevancia que anteriormente no tenían, siendo en este momento los factores ambientales y personales los relevantes, funcionando como estructuras relacionas directamente con el desarrollo de la actividad.
La concepción se hace mas activa para el trabajo del usuario.

El resultado de esta evolución viene acompañado directamente del avance de disciplinas que enriquecen estos postulados y que gracias a la incorporación de sus paradigmas, modelos y marcos de referencia teóricos, favorecen la especificidad y el trabajo cada vez mas estructurados de términos relacionados con la Funcionalidad, Discapacidad y Salud.

Es el caso de la Terapia Ocupacional, que durante su trayectoria como disciplina de intervención terapéutica, desarrolló estrategias y marcos de referencia teóricos que establecen la funcionalidad, el desarrollo de recursos en el ambiente, el aumento de factores personales, la motivación a la participación y la mejora de funciones y estructuras corporales. Todo ello como búsqueda de equilibrio en la persona para su desarrollo ocupacional. 

2.-UN APUNTE DE HISTORIA 

Comprender el análisis de la realidad que realiza un terapeuta ocupacional, comprender la óptica desde la que enfoca el mundo y el ser humano, comprender la naturaleza del razonamiento clínico de esta profesión supone ahondar en el origen, en la historia de la ocupación y su significado para el hombre.

La configuración de esta disciplina surge de la evolución del pensamiento sobre la naturaleza del hombre; sobre su condición de ser activo y participativo de una serie de actividades / ocupaciones; del estudio de esta condición y de la aplicación de estos conocimientos para la consecución de un estado de salud.

Lo que nos cuenta la historia es la relevancia de la ocupación humana, como esencia de la condición humana “homo habilis” (Gómez Tolón) y como principal organizador de su conducta individual y social (Civilizaciones antiguas, Gómez Tolón).

El desarrollo de la Terapia Ocupacional se entreteje en la trama de la historia humana, pues la ocupación ha tenido un papel central en la existencia, desde el principio de los tiempos. El “tapiz” se enriquece en los siglos XIX y XX, fundamentándose en  las ideas y creencias expresadas por la filosofía del humanismo, y los valores sociales del humanitarismo. No obstante, el medio que permitió y facilitó el desarrollo de la Terapia Ocupacional, fue el clima creado en los países anglosajones por el pragmatismo y el utilitarismo, con la consecuente penetración de la actividad y la ocupación, como elemento nuclear en la manera de pensar y ver el mundo. 

Toda esta historia de pensamiento y acción no tenía más que culminar en el desarrollo de una ciencia cuyo objeto de estudio sea la ocupación. Una ciencia que se refiere a aspectos fundamentales de la evolución, desarrollo y condición humana, no puede más que desembocar, en el mundo desarrollado, en una disciplina aplicada que aproveche este conocimiento para mejorar la salud del hombre.

3.- LA TERAPIA OCUPACIONAL
Como se puede extraer de la revisión histórica de la terapia cupacional la ocupación humana y sus diferentes formas de expresión se han empleado desde sus orígenes como instrumento para la clínica.

La ocupación entendida como una forma de alcanzar estados de salud y bienestar más aceptables, se basa en los siguientes principios:
 

- Ocupación  – Identidad: directamente relacionada con el concepto de rol. El individuo forja su identidad en función de los roles principales que desempeña en su vida. El desempeño de estos roles depende de la realización de determinadas actividades. “Somos lo que hacemos”.
- Ocupación  – Desarrollo: A lo largo de nuestras vidas desempeñamos ocupaciones propias de cada estadio del ciclo vital. En función de estas experiencias ocupacionales, el ser humano crece, experimenta y evoluciona.
- Ocupación  – Entorno – Adaptación: a través de la ocupación, el individuo domina su entorno, lo modifica. El dominio del entorno es para el ser humano la principal fuente de motivación. El individuo trata de ajustar sus necesidades y posibilidades a las del medio en que se desarrolla. Se trata de un proceso de adaptación que mantiene a las personas en estado de actividad, de búsqueda, de experimentación. 
“La exploración y dominio o control del entorno mediante la participación en roles ocupacionales significativos conducen a una retroalimentación positiva y lograr sentimientos de satisfacción respecto a la vida” (Elliot y Barris). 


Los “Fundamentos Filosóficos de la Terapia Ocupacional” adoptados en abril de 1979 por la Asamblea Representativa de Detroit, proporcionan los cimientos para la teoría y práctica de la terapia ocupacional:

       “El hombre es un ser activo cuyo desarrollo está influenciado por la realización de actividades con objetivo. Utilizando su capacidad de motivación intrínseca, los seres humanos son capaces de variar su salud física y mental y sus ambientes físicos y sociales a través de la actividad con objetivo. La vida humana es un proceso de adaptación continua. La adaptación es un cambio en la función que promueve la supervivencia y la actualización de sí mismo. Los factores ambientales, psicológicos y biológicos pueden interrumpir el proceso de adaptación en cualquier momento a lo largo del ciclo vital. La disfunción se produce cuando la adaptación es deficiente. Las actividades con sentido facilitan el proceso adaptativo. La terapia ocupacional se basa en la creencia de que la actividad con objetivo (ocupación), con inclusión de sus componentes ambientales e interpersonales, puede utilizarse para prevenir y controlar la disfunción y para producir la máxima adaptación. La actividad utilizada por los terapeutas ocupacionales tiene un propósito intrínseco y terapéutico.”
       La Terapia Ocupacional se fundamenta, en última instancia, en el estudio de la ocupación humana y los efectos beneficiosos que tiene para la salud del individuo. Partiendo de estos principios teóricos, y fundamentándose en modelos o marcos de referencia directamente relacionados con componentes de la ocupación, se obtiene una “forma de hacer”, un abordaje y una clínica propia de una disciplina aplicada, que es la Terapia Ocupacional. “La Terapia Ocupacional es la utilización terapéutica de las actividades de autocuidado, trabajo y lúdicas para incrementar la función independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapacidad. Puede incluir la adaptación de las tareas o el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida”. (Asociación Americana de Terapia Ocupacional, 1986).

4.- EL ROL DEL TERAPEUTA OCUPACIONAL EN EL PROCESO DE REHABILITACIÓN.

“Se entiende por rehabilitación el proceso dirigido a que los minusválidos adquieran su máximo nivel de desarrollo personal y su integración en la vida social”. Ley de Integración Social de los Minusválidos. Artículo 18.1.

El tratamiento de una persona con discapacidad no es “meramente” sanitario, sino que precisa de continuidad a nivel social, que proporcione un ajuste perfecto entre individuo y sociedad , como base del continuo al logro de una mejor calidad de vida.

El Terapeuta Ocupacional tiene una visión bio-psico-social del ser humano lo que le permite intervenir, como miembro de un equipo de rehabilitación, en todos los niveles del proceso.

Hablaremos pues, de un primer nivel  de intervención, centrada principalmente en el individuo. Se trata así de recuperar, mantener, mejorar, potenciar... las capacidades del paciente mediante la actividad.

He aquí una visión “funcional”, un tratamiento sanitario (físico, psíquico, sensorial) que pretende habilitar a la persona para un óptimo desempeño ocupacional. 

El Terapeuta Ocupacional, en su intento de maximizar la autonomía personal del individuo, comprende que ello  implica “tener acceso al medio”. Hablemos pues, de la importancia del contexto. “La adaptación al medio, en el caso del hombre, pasa por un ajuste entre las necesidades del paciente y las normas propias de su posición dentro del marco social donde vive”. (Barris R., 1982) (Howe M.C. y Briggs., 1982). 
 Es fundamental, por tanto, que se haga un estudio exhaustivo del ambiente, para poner en marcha aquellas actuaciones que lleven al individuo a funcionar plenamente, maximizando las posibilidades de éxito. (El hombre no puede  separarse del mundo actuante, por el contrario el mundo está en la propia esencia del ser. (M. Heidegger, 1889 -1976). 

Se hace pues necesario modificar el “ambiente” de modo que la persona pueda desplegar al máximo sus capacidades. 

Si entendemos por ambiente el entorno inmediato (hogar y comunidad) del paciente, el Terapeuta Ocupacional se encarga, tras valoración previa, de:
-  Adaptación domiciliar.
-  Adaptación del puesto de trabajo/puesto escolar.
-  Entrenamiento en el uso de Ayudas Técnicas.
-  Transformación/Supresión de 
barreras arquitectónicas y urbanísticas.
-  Exploración pre-vocacional, vocacional, ocio y tiempo libre.
-  Entrenamiento en actividades específicas de trabajo y ocio.


Como apunte final y reflexión sobre el proceso global de asistencia queremos insistir en la concepción inseparable individuo-entorno. 
Como hemos dicho, la intervención centrada en el individuo se encuentra en el principio del proceso, y en los estadios finales se adopta un enfoque centrado en el contexto. 

Estas intervenciones tienen lugar en dispositivos diferentes, y con profesionales diferentes.
Para no desvirtuar este enfoque global se hace necesaria una continuidad real de tratamiento, que asegure los logros alcanzados en niveles previos y optimicen los logros de niveles sucesivos. 

La desconexión existente entre los diferentes dispositivos asistenciales provoca que un proceso que es conceptualizado como lineal y progresivo, se fragmente en subprocesos, que aunque en sí mismos sean necesarios, no alcanzan la finalidad  última del tratamiento que, es garantizar la máximo  independencia y autonomía personal.

5.-CONCLUSIONES:

Como hemos visto, la nueva clasificación de la OMS para determinar estados de salud tiene como elemento central la Actividad del hombre, y los elementos tanto personales como contextuales de los que depende esta actividad.

La Terapia ocupacional se centra en la Ocupación/actividad del hombre en todas sus dimensiones (autocuidado, trabajo y ocio) como objeto de intervención y cambio.
El individuo como ser que actúa (Actividad), funciona (funcionamiento vs discapacidad) en un contexto, por lo que no puede ser desvinculado de sus componentes personales y ambientales.

El ambiente es un condicionante en el establecimiento de la actividad individual. Cuando el usuario presenta discapacidades influenciadas por este, se requiere de la práctica y el uso de posibles adaptaciones o intervenciones guiadas por el Terapeuta Ocupacional. Persiguiendo el objetivo de favorecer el desarrollo y participación directa y activa del usuario..
Así, desde el nuevo concepto de Salud de la OMS, y desde la concepción de salud del terapeuta ocupacional (función ocupacional), los aspectos preventivos, de evaluación y de modificación sobre el contexto (ambiente) son una parte de la actuación del terapeuta ocupacional dentro de un equipo que sea capaz de elaborar planes de actuación desde el principio hasta el final del proceso terapéutico-asistencial de todo usuario.
 

6. BIBLIOGRAFÍA:

1. García Pérez, C: "Integración Sociolaboral del Deficiente Psíquico". Amarú Ediciones, 1995, Salamanca. 
2. Gómez Tolón, J.: Fundamentos metodológicos de la Terapia Ocupacional. Ed. Mira. 1997. 
3. Hagedorn R.: Foundations for practice in Occupational Therapy.. Churchill Livingstone.
4.  Hopkins, H.L. & Smith, H.L.: Willard/Spackman. Terapia Ocupacional. Ed. Panamericana. 1998.
5. Polonio López, B; Durante Molina P & Noya Arnaiz, B.: “Conceptos fundamentales de Terapia Ocupacional". Editorial Médica Panamericana,2001, Madrid. 
 













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS