Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS

7/12/00

Promueve el uso del brazo afectado 
Nueva terapia para recuperar la función motora tras sufrir ictus 

Una nueva técnica denominada terapia del movimiento inducido por la fuerza permite a los pacientes con ictus mejorar las funciones motoras, incluso si no comienzan la terapia hasta dos semanas después de haber sufrido el ictus. Un equipo de la Universidad de Washington en San Luis ha llevado a cabo este estudio piloto cuyos resultados preliminares han sido publicados en el último número de Stroke.

La mayor parte de las personas que sobreviven a un ictus tienen dificultades para mover sus brazos lo que repercute en el normal desarrollo de sus actividades rutinarias, como vestirse. Aunque las intervenciones durante o inmediatamente después de un ictus han mejorado mucho en los últimos años, sin embargo no están disponibles tratamientos que faciliten la recuperación motora semanas, meses o incluso años después de sufrir un ictus. "La investigación en la prevención del ictus y la intervención precoz no va a ayudar a los millones de personas que sufrieron un ictus hace tiempo y buscan un tratamiento que les haga mejorar", ha indicado Alexander Dromerick, coordinador del estudio y profesor de Neurología y de Terapia Ocupacional en la Universidad de Washington.

Las terapias de rehabilitación tradicionales tratan de optimizar el uso de los miembros no afectados. "Hasta ahora la rehabilitación se ha centrado en que el paciente recupere su independencia", ha explicado Dromerick. Sin embargo, la nueva terapia motiva a los pacientes a usar el brazo dañado tanto como puedan, en vez de promover la dependencia al miembro sano. Para realizar el trabajo el equipo de Dromerick reclutó a 23 pacientes que habían sufrido un ictus en las dos semanas previas y los dividió en dos grupos: los que recibieron la terapia tradicional y los que se sometieron al tratamiento del movimiento inducido. Al final de las dos semanas de terapia los pacientes sometidos al tratamiento innovado tenían más fuerza y coordinación en el brazo que los del otro grupo. Mejoraron fundamentalmente en tareas de habilidad como utilizar el tenedor o abotonarse la camisa.

DM. Nueva York
 













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS